12 de febrero de 2012

Noa

¿Os he dicho que tengo un sobri nueva? Así es y como a toda sobrinita nueva, no le queda otra que pasar por el estudio y aguantar a la pesada de su tita con la cámara.

Eso sí, con Noa tengo una espinita clavada y es que no conseguí hacerle fotos dormida, a pesar de haberlo intentado de forma desesperada el 31 de diciembre,  ya día 1, a las 2 de la madrugada, cuando todo el mundo está de fiesta celebrando la entrada del nuevo año. Ahí estaba su tita, con sus pobres papis y alguna que otra copita de cava encima, intentando hacerle alguna foto a su sobri más pequeñita desnuda y dormida, que eso no se hace más que por una sobri, porque por mis peques no lo hice.


















1 comentario:

  1. me encanta esdte trabajo, sobre todo las fotos que van en blanco y negro! Qué preciosidad!

    ResponderEliminar